Participación ciudadana: ¿Estrategia o Paripé? relato de un caso con metodología propia


Mª José Romero Aceituno

Responsable de Proyectos en

Innovación Colectiva


¿Y si pasamos de la protesta a la propuesta?



Prohibido sentarse a esperar que suceda



¿Aportas o te apartas?  



Así rezan algunos de los mensajes sugerentes que se han lanzado a la ciudadanía a través de los diferentes canales del proyecto “El Barrio que quieres”. El Laboratorio Ciudadano de Montilla Social Hub se ha convertido en el lugar en el que las/os vecinas/os analizan espacios urbanos a revitalizar, proponen ideas y sugieren la puesta en marcha de proyectos juntos para mejorar calles, barrios y muchas otras necesidades sociales que aún quedan por resolver. El diseño del proyecto que realizamos desde Innovación Colectiva partió de un propósito claro: ofrecer un lugar de encuentro en el que proyectar la ciudad que quieren las personas que la habitan.

Y hablamos en presente, porque los resultados del proyecto ha provocado que estemos ya en una segunda fase. En estas líneas te cuento datos reales de la primera.  Comencemos por los objetivos que nos establecimos:


  • Activar el talento ciudadano: localizar e impulsar para la acción a las personas comprometidas con el municipio, especialmente de los colectivos sociales. 


  • Proponer mejoras para el municipio: detectar ámbitos de mejora en los dos barrios y articularlos en forma de propuestas convertibles en proyectos de cambio.


  • Crear una plataforma de participación: establecer un punto de encuentro y debate sobre las mejoras propuestas, accesible, escalable con, desde y hacia la ciudadanía

Propósito:

“El diseño del proyecto que realizamos desde Innovación Colectiva partió de un propósito claro: ofrecer un lugar de encuentro en el que proyectar la ciudad que quieren las personas que la habitan”

Y nos pusimos manos a la obra calendario en mano:


  • Convocatoria de una reunión abierta a toda la ciudadanía con invitaciones directas a los agentes clave del territorio, y la participación del equipo de gobierno con la participación del equipo de gobierno para la presentación del proyecto.


  • Organización de la deriva participativa para observar, recoger, consultar y matizar propuestas de mejora. Todo esto por categorías y ordenado con fichas. (4 horas, 40 personas)
  • Campaña de comunicación y sensibilización para animar a participar a la ciudadanía de Montilla.


  • Creación de un espacio digital para aportar y ver las aportaciones realizadas hasta el momento, puedan sumar nuevas y votar.

Resultados alcanzados en la primera fase del proyecto:

  • Definición de zonas de mejora en los barrios
  • Casi 100 participantes directos
  • 76 propuestas de proyectos de mejora 
  • Cerca de 3.000 personas concienciadas
  • Las propuestas más votadas se han recogido, agrupado y publicado en la web (1.612 votos)
  • Creación de una galería de todas las propuestas ciudadanas 
  • Acciones reales:

Ahora estamos con los otros 3 barrios del municipio. Y cuando finalice esta etapa del proceso, y las condiciones sanitarias lo posibiliten (sea cuando sea) llevaremos a cabo una exposición al aire libre, en alguna de las plazas más visitadas del municipio, con un marcado carácter performativo y espectacular, donde la propia ciudadanía pueda ver todos los resultados generados. Desde las ideas creadas hasta la visualización de los proyectos que se han arrancado a raíz del proceso participativo, así como los proyectos que están en marcha. 


Después de toda esta descripción creo que se intuyen tanto los indudables beneficios de implementar un proceso de participación, como las claves de nuestra metodología. No obstante y para dejarlos aún más claros:


Claves de la metodología:


  • Comunicación sugerente, provocadora, canalla e integradora.
  • Deriva participativa con el más puro sello de Innovación Colectiva.
  • Plataforma y canales digitales para la participación.
  • Sistemas de votación y adición de propuestas.
  • Recopilación de información en formato masticable.
  • Visualización de compromisos reales por parte de los equipos de gobierno.

¿Por qué un ayuntamiento pone en marcha este tipo de proyectos? Beneficios:


1-. Es el mejor síntoma de salud democrática por parte de la administración

2-. El diagnóstico y detección de problemas es más acertado y rápido.

3-. Cuando el ayuntamiento escucha la ciudadanía se siente valorada.

4-. La participación colectiva en proyectos es uno de los mejores pegamentos sociales.

5-. La implicación de los vecinos los lleva a una posición de proactividad y propuesta.

6-. Los procesos de abajo hacia arriba reducen la resistencia al cambio

7-. Establecer canales naturales de diálogo con los vecinos facilita la gestión

8-. Responsabilidad compartida en la consecuencia de las decisiones

9-. Aumenta el sentimiento de pertenencia 

10-. Es gratificante para todas las partes

Conclusión: ¿Hablamos?


comparte, comenta o dialoga sobre este contenido en tu grupo de…

¿quieres recibir este y otros contenidos de innovación en tu correo?