Cultura de emprendimiento e innovación… ¿en cultura?

pexels-photo-460736

Actualmente vivimos en un momento en el que se habla de la cultura del emprendimiento, innovación y nuevas vías de desarrollo por todos lados, pero, ¿existe esta cultura dentro del campo de la cultura?

Principalmente encontramos una dificultad a la hora de abordar el tema debido a la complejidad y a lo amplio que es el término “cultura. Éste puede ir desde un puesto de comida autóctona hasta la propuesta más vanguardista y atrevida que un creativo puede llevar a cabo. Por ello el emprendimiento cultural abarca tantos aspectos que es difícil concretarlo y establecer un mismo baremo para todos estos proyectos “culturales”

En este caso concretaré el ámbito en el sector educativo cultural, es decir, en instituciones o proyectos con un carácter divulgativo y educativo sobre arte y cultura.

Al abordar el tema, se me vienen a la mente multitud de dudas o cuestiones, por ejemplo, ¿se apoya a los emprendedores culturales? ¿existen ayudas y atención especial a los mismos en éste campo con sus características específicas?

Vamos un poco más allá, ¿museos y centros de artes están adaptando su contenido a las nuevas vías de consumo? ¿Están surgiendo plataformas digitales donde dar cabida a nuevas propuestas bajo el amparo institucional? ¿Se acogen nuevos discursos y planteamientos artísticos dentro de museos o de ámbitos educativos como la universidad?

Obviamente existirán casos concretos y específicos que sí que den solución a este tipo de planteamientos en mayor o menor medida, pero, a rasgos generales, podemos decir sin miedo a estar equivocados que la tónica general y la respuesta que se le daría a estas preguntas es que no se está haciendo.

En los últimos años las universidades y la tendencia general del mercado están fomentando la creación de proyectos de emprendimiento, pero, ¿se dan las ayudas y los conocimientos necesarios? Se tiende a una formación puramente específica en la que los conocimientos teóricos priman sobre la practicidad. Y es aquí donde observamos cierta incoherencia cuando se fomenta el emprendimiento, pero en todo el proceso educativo nunca se dan las herramientas o al menos los conocimientos mínimos sobre esta materia.

Con todo esto no pretendo establecer una crítica general, sino todo lo contrario, dar luz y hacer visibles éstas cuestiones que planteo. Sobre todo en un mundo en el que la especialización tiende a no ser lo primordial y necesitamos conocer multitud de aspectos no siempre conectados entre sí. Sin olvidar obviamente que debe existir un entramado institucional que apoye y absorba este tipo de nuevos planteamientos que buscan refrescar y dar un nuevo aire a las típicas lecturas y discursos, porque los hay.

Os dejo a continuación un vídeo en el que se dan a conocer propuestas muy interesantes fueran del circuito expositivo corriente, con formas y discursos novedosos que hacen al público partícipe de las propuestas artísticas. Porque el cambio y la innovación no es tan difícil de conseguir, solo es necesario implicación y voluntad.

Leave your comment