Rum,_Manhattan,_Tequila_Old_Fashioned

Póngame un “presentismo” on the rocks

IMG_1265

 

José Vera

@DelegerenJose

 

 

De los creadores de “te voy a pagar 600 euros por 70 horas semanales” llega… “presentismo laboral la nueva lacra de la empresa”. Presentismo ¿eh? otra palabrota nueva que incluir en nuestro vocabulario, obviamente ya existe mucha literatura al respecto, sin embargo, hoy pienso seguir con mi pequeña cruzada contra el mundo y sus gurús. Estén preparados una vez más para leer al abogado del diablo.

Para que mi alegato tenga más fuerza voy a necesitar que nos retrotraigamos al pasado. Concretamente quiero que volvamos al colegio, el cual podríamos decir sin lugar a dudas que fue nuestro primer trabajo. Pensemos en las ocho horas diarias que nos metimos, y se meten, entre pecho y espalda los escolares desde los 6 años. Ahora todos lo echamos de menos, pero preguntémosle a las nuevas generaciones si algo ha cambiado y si quieren ir al colegio…

Volvamos a una situación típica en el aula escolar, que se da a primera hora y que todos recordaremos: 30 niños en una pequeña prisión y pasan lista.

Juanito Alcántara

  • Presente!

Pepita Carrión

  • Prensete!

Antonio Castro

  • Presente!

Y así sucesivamente.

Desde el momento en el que decías presente dejabas de estarlo instantáneamente. Salvo que tuvieras una tarea que entregar, porque podía tocarte salir a la pizarra. ¿Ven las similitudes? Continuemos, ahora planteamos un nuevo contexto: crisis, paro subiendo como la espuma, despidos everywhere, una vida que vivir, y 600 euros a principios de mes, y ¡ojo! da gracias que tienes algo. Sumemos ahora el componente emocional: frustración, demotivación, miedo, baja autoestima, ausencia de vida social… menudo cocktail ¿no? Cocktail sí, pero Molotov también. Que gran grupo por cierto, Molotov, y más de uno se habrá acordado de su hit PUUUTO! PUUUTO! en este momento. Pero sigamos que me voy por las ramas. Ramas por las que se van los presentistas por cierto, ¿será una señal? bah.

Pongámosle hielo a nuestro combinado, por definición el presentismo está asociado a dos vertientes. La primera lo describe como lo contrario al absentismo laboral. Se trata de hacer mas horas que nadie, dicho coloquialmente “calentar la silla”. La segunda sin embargo apela a la salud, siendo presentistas los que acuden a su puesto de trabajo incluso estando enfermos por miedo a cogerse una baja. Pero me voy a permitir definir una nueva linea que creo va más acorde con la situación actual. Para ello voy a tirar de un grande, Chiquito de la Calzada. Esta nueva linea en sus palabras podría ser algo parecido a esto: “Trabajas menos que el sastre de Tarzán, pero eso sí, el sastre siempre está en su tienda”

Parece que quien acaba hablando de presentismo suele ser la típica persona a la que le va el carajillo y el pacharán, con una visión de los entornos laborales como si estuviéramos en los 80. Pero existen hoy en día multitud de combinados nuevos que requieren de algo más que abrir la botella y servirte una copa en tu sillón. Si vamos a seguir midiendo la calidad de un pelotazo por la velocidad de ejecución y que solo requiera de abrir y servir, apaga y vámonos. Lo cual me lleva a la siguiente pregunta ¿es el presentismo algo exclusivo de puestos de silla? pongamos como ejemplo a una cajera de un supermercado, o al del banco. Ambos tienen que estar en su sitio, pues trabajan de cara al público, pero si no hay público ¿están presentistas?

Vayamos a otro bareto. Un comercial que tiene que estar de un lado a otro, o un diseñador gráfico que puede estar diseñando desde su casa tranquilamente ¿pueden padecer también de presentismo? Muchas preguntas y pocas respuestas hay de momento. Eso sí, no confundamos presentismo con caradurismo. Sí, sí, caradurismo, yo también se jugar a inventarme términos cool. Lo dice uno que lo ha sido y lo sabía perfectamente. Sabía perfectamente la diferencia entre no hago esto porque me están explotando y estoy amargado, y no lo hago porque no me sale de los huevos.

Un dato curioso, son los presentistas un perfil más propenso a padecer Burnout. Vaya hombre… parece ser que les han puesto un poco de garrafón, y claro, menuda resaca.

Algunos se preguntarán ¿cómo puedo hacer de mi garrafón un “sex on the beach”? Pues bien coge tu coctelera y añade un poco de flexibilidad, mezclalo con un poco de reconocimiento, vierte un par de onzas de comunicación efectiva, aderezalo con alguna recompensa por esfuerzo y ¡voilà! Ahora solo tienes que servirlo en tu copa y disfrutar.

Espero haber aportado mi toque de barman a este nuevo palabroto, dado que es complicado aunar conceptos en torno al presentismo (más aun si metemos una nueva definición). Espero también haber presentado una perspectiva fresca y no desde un análisis de producción industrial como suele ser habitual.

Ala otro post que beberse para sacar cada uno sus matices como si de un buen vino se tratara, o no… porque en el fondo todos tenemos un pequeño presentista en lo mas profundo de nuestro ser ¿no?

One thought on “Póngame un “presentismo” on the rocks”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *