man-1483479_1920

Mentorizar, no ser mentor

INESAVATAR

 

Inés Skotnicka

@agjs

Mentorizo. Mentorizo a bastantes empresas/proyectos. Mentorizo proyectos muy diversos y a veces difíciles de comprender. Mentorizo bastantes horas al mes. Mentorizo desde ya bastante tiempo. Pero la pregunta es ¿mentorizo bien?

¿Por qué estas dudas?, preguntarán algunos si ya llevo haciéndolo algún tiempo.

Porque para una buena mentorización hace falta que se cumplan varias premisas que no siempre están en nuestro poder de moldear. Ya la propia palabra “mentor” (tan de moda recientemente) suscita unas reacciones de amor-odio según con quien hablas. Porque ni siquiera existe el término mentorizar. (Yeeeahhh, efectivamente, en el DRAE no aparece. Lo único que aparece, es mentor.) Algo que no tiene verbo y sólo existe como nominativo despierta suspicacias. Gurú, pero no guruear, eminencia gris, pero no eminenciar… ahí caemos en nuestra propia maldición de etiquetas.

Pues, eso. Yo M-E-N-T-O-R-I-Z-O, y sólo a veces soy mentora (normalmente utilizo este argumento para ejercer presión sobre omnipotentes cargos de instituciones a favor de mis “pupilos”) Preguntáis pues, ¿hasta qué punto va la labor del mentor? Hasta que el mentor lo considere necesario. Llevado a la última consecuencia que tu profesionalidad y ética te dicten.

Y mentorizar como proceso, como acción, sea cual sea su objetivo, SIEMPRE se puede aprender y mejorar. No importa lo sabio o sabiondo eres, y la pechá de años de experiencia que tengas, como toda acción siempre te queda algo de afinar para ayudar mejor a tus mentorizados.

Y aprender. Y reconocer que no siempre estás en mejor predisposición o momento (o hasta de humor adecuado) para poder guiar a la gente que deposita en ti su confianza para que sepas plantear las PREGUNTAS adecuadas. Porque mentorizar va de preguntar y plantear disyuntivas “y si…?”

Otro aspecto, que veo en diferentes programas de apoyo a emprendedores es que se encasilla a los mentores por áreas funcionales de la empresa. Mentorizar no es infundir la sabiduría sobre marketing, o sobre métricas, o sobre financiación de innovación. Nada más equivocado. Mentorizar es tomarse tiempo y verderamente interesarse por el proyecto. En todas sus vertientes. (y- vuelvo al párrafo anterior- aprender sobre lo que no entendemos)

Lo difícil- pero, una vez “independizado” el proyecto, lo realmente gratificante- es ver cómo los mentorizados han hecho el caso omiso de tus sugerencias/reflexiones y han progresado. El mentorizar (no ser mentor 😉 ) va de alegrarse porque el proceso ha tenido sus frutos, mucho más allá de “he tenido la razón, ¿ya ves?”

Recientemente, en base a mi experiencia llego a la conclusión de que llevar a cabo un proceso de mentoring completamente efectivo es complejo y además no es una tarea prioritaria para todos (ni para propios mentores- válgame Dios- ni para mentorizados) Tiempo, frecuencia, objetivos, entorno, asignación mentor-proyecto, recursos, recurso…tiempo, tiempo….(ahhhh esto ya lo he dicho) juegan en contra de un buen mentoring.

A veces me río (por lo bajini, eso sí) cuando se me indica que el mínimo de reuniones/contactos que he de mantener con los proyectos es 1 al mes. Será de aquí hasta que me jubile. Nope…en 6 meses. Totalmente inviable. Si te sientas a hablar, preguntar, plantear desafíos a un equipo de promotores de un negocio hasta que se cree, lo que yo llamo “feeling de mentorización”, falta al menos 3-4 sesiones. Son como primeras citas antes de…que el binomio vaya a bailar 😉

Importancia de buena “química” con el equipo promotor en el proceso de mentorizar es tan grande que sin ella no tiene ni sentido que os sentáis en la mesa. Mejor pedir que se asigne otro que forzar una relación que no aportará mucho. Sin esta “química” no se conseguirá acelerar el proyecto a través del empoderamiento del promotor. Sin esta “química” el proceso será mutuamente tedioso y de poco provecho. Los emprendedores saldrán cabreados como poco y tú con sensación de pérdida de tiempo.

La confianza y encaje con los promotores son los cimientos para avanzar y ser eficientes. Está “química”, no obstante, nunca va sola. Acabaríamos de copas con nuestros mentorizados en lugar de hablar de negocio. Hacen falta compromisos muy concretos aparte:

  • Equipos promotores centrados en el cliente, en el negocio, en la facturación, no exclusivamente en la “idea brillante”. Mentorizar va de “show me the money” al final de túnel, no de revoluciones tecnológicas. Para esto- expertos en la materia. Mentorizar es reflexionar con una calculadora en la mano.
  • Fundadores dedicados al 100%: mentorizar proyectos donde no hay al menos 2 co-fundadores dedicados a tiempo completo está abocado al fracaso. Es reflejo de un alto grado de compromiso e involucración. Si me comprometo hacer de “padre confesor” quiero ver que otra parte esté enamorada de lo que hace y en lo que pretendidamente debo ayudarles crecer. Si no van a full, por favor, contratad mis servicios de consultoría. Mi tiempo y disposición tienen un precio y no puedo estar en un bucle volviendo a un aspecto que vimos en la primera reunión porque “no he tenido tiempo de ocuparme/pensar/verlo”.
  • Que el proceso de mentorizar y los proyectos nos apasionen: mentorizar proyectos que no nos gustan sería ilógico. Tienen que atraernos a nivel personal. Conocerlos, verlos crecer ha de ser enriquecedor. Si no, en serio lo digo, hago consultoría y entonces no me importa el enfoque estratégico y/o producto de mi cliente. Mentorizar va de una compenetración mutua.

ddddef

Finalmente un apunte desde la más obvia obviedad, mentorizar no va de tomar – incitar a- las decisiones. Las decisiones las toman los promotores del proyecto. Tú, como Méntor, un personaje de La odisea que se encargaba de cuidar y educar a Telémaco, estás ahí para inspirar, empujar un poquito más hacia adelante, co-definir desafíos y metas y a veces ser un hombro para llorar. Para tomar decisiones ya tienes tu propia vida y/o tu negocio. No mentorizamos para tener conejillos de indias. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *