burning-68785_1280

Cuando conseguí un día libre gracias a Instagram

Ana A. Villalvilla

linkedin_logo_initials  /anavillalvilla

 

En el ámbito científico, se emplea el término “singularidad” para identificar aquel suceso que modifica radicalmente el ambiente o las reglas en un área concreta. Es decir, es algo que casi nunca ocurre, un evento casi único. Y así fue el momento en que conseguí un día libre gracias a Instagram.

Es cierto que la base para hacer efectiva una auténtica cultura innovadora, comienza con una confianza “radical”. No es sencillo involucrarse con la flexibilidad, la libertad, y aquello tan de moda que es la tolerancia al error que conlleva la innovación, cuando al final del día tenemos que cumplir con unos plazos que requieren planificación.

Siendo coherentes, gestionar la innovación es gestionar la Cultura de la Innovación (con mayúsculas). Y ahora, me dirijo a los adalides de las empresas, y especialmente las que presumen de innovadoras y/o actualizadas: si esto no fuese suficiente, asumid que estáis lidiando con millenials.

Leí hace poco, que no debes asustarte si tu compañero falta un mes al trabajo, ya que el desarrollo laboral para los pertenecientes a esta generación es distinto al de anteriores, y que estabilidad es para ellos (nosotros) sinónimo de mantener su ritmo de vida, más que de seguridad a largo plazo. Y digo yo, que tampoco hay que abusar.

La cuestión es que quería volver a casa de mis padres unos días, que vivir lejos es muy duro y que luego nos acusan de que no echamos raíces. Había intentado pedir un día libre por vías convencionales y no daba resultado. Entonces, tiré de filosofía “millenial-creativa-échale un poco de cara a ver qué sucede”, y me decanté por llevar a cabo una acción, digamos, más “disruptiva” (palabra también de moda, por otra parte), siguiendo la ética de la empresa en que trabajo.

Dicen que los millenials somos especialmente críticos, y que nuestras sugerencias suelen romper con los procesos establecidos. Y en un ejercicio casi paródico de mi propia generación, hice uso de aquello que conozco (Instagram) para adentrarme en el oscuro mundo de pedir vacaciones al jefe. Pues esto es lo que sucedió:

fotos 1

Dicen que somos nuestras agendas, que no hay nada que nos defina mejor que aquello a lo que dedicamos nuestro tiempo. Y yo me moría por una paella. También dicen que es recomendable apostar por un sistema de comunicación abierto, generador de ideas, aunque eso conlleve tener que escuchar opiniones que no habías pedido. En palabras de Peter Drucker, el gurú del management: “el cambio no se gestiona, se lidera”. Así que tomé las riendas del asunto.

Y entonces se produjo la magia:

Screenshot_2018-02-25-17-27-26

Aquello que hace prosperar a una organización, es conseguir que sus empleados (y no solo sus clientes), dediquen sus esfuerzos al éxito de la empresa. Arriesgar está bien (a veces), pero la libertad que requiere innovar debe verse compensada por un valor más importante: la responsabilidad. Operar en base a estos dos elementos te conducirá, en primer lugar, a lo que hoy llamamos “gobernanza inteligente” y que, en última instancia, se traduce en productividad.

Como mujer del siglo XXI que soy, aprecio la posibilidad de gestionar mi tiempo, y que la comunicación sea un elemento clave de la cultura corporativa de la empresa en que trabajo. La otra cara de la moneda, es el valor que aportan unos profesionales que pueden (y a los que les gusta) trabajar desde cualquier lugar, casi en cualquier horario, y con una mayor capacidad de automotivación.

Desde la playa, y con el tenedor en una mano (y el portátil en la otra), lo único que puedo añadir: Gracias, 2018.

4 thoughts on “Cuando conseguí un día libre gracias a Instagram”

  1. Because you forget that social security worked because the Boomers were a much large generation than any generation before them. There was a very large working population much larger than the senior population. Just because millenials are tied with boomers doesn”t mean there are enough to support the much larger elderly population who are by the way living longer. Furthermore, most boomers still hold the high ranking well paying positions while millenials are just starting their jobs or still in school. Millenials are staying in school far longer than boomers by the way, not only because knowledge has advanced significantly over the last few decades, but also because there aren”t many companies clamoring to hire people unlike the situation of the boomers. custom essay writing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *